12 de febrero de 2014

De cumbre en cumbre

Esta semana me ha tocado visitar ya dos cumbres, el alto del Montdúver (841m) y la cima del Benicadell (1104m), como colaborador dentro del proyecto de estudio de la invernada de los acentores alpinos del norte de Alicante y sur de Valencia que está llevando a cabo y coordinando el Grupo Reiet de Anillamiento. En lo que va de temporada ya hemos podido marcar un buen número de ejemplares de esta peculiar especie que nos visita cada invierno. Pero claro, el trabajo no finaliza ahí, y ahora toca realizar un seguimiento periódico de los mismos. Para nosotros todavía sigue siendo un misterio la procedencia de estos individuos, aunque confiamos en que gracias al anillamiento científico pronto se aclare esta incógnita.



Ejemplar sin marcar
Ejemplar marcado

Resulta sorprendente, sobretodo en la cumbre del Benicadell, el descaro que tienen algunos ejemplares de esta especie. No es extraño que al llegar a una pequeña zona de descanso que hay cerca de la cumbre, dónde los excursionistas suelen almorzar, que los acentores alpinos se acerquen inmediatamente para ver si les ofrecemos un poco de pan.

Ejemplar adulto
Ejemplar de primer año

Hasta la próxima

Carlos Mompó

4 comentarios: